Algunos casos diferentes a las lesiones personales o accidentes, cuando no hay signos evidentes de lesiones o daños, puede ser complicado presentar un reclamo legal por daños intangibles como el dolor o sufrimiento.

Dentro de las leyes del estado de California, se estipula proveer compensación por daños causados por dolor y sufrimiento, en una demanda legal. Sin embargo, puede tener ciertas restricciones y límites por daño, además de otras consideraciones que se deben tener en cuenta, para consecuencias intangibles o no físicas, ni económicas.

Con frecuencia es más complicado acordar u caso por dolor y sufrimiento, que por lesiones o tratamiento médico.

Daños económicos y no-económicos

Dentro de las leyes de compensación por lesiones personales de California, hay dos categorías de daños que pueden aplicar: Daños económicos, y daños no económicos.

Los daños económicos son aquellos que pueden ser calculados con base en su valor económico actual. Esto quiere decir, cualquier daño por el que se tuvo que pagar, puede ser reembolsado como parte de los daños ocasionados, y esto incluye tratamiento médico, hospitalización, medicamentos, aparatos médicos de asistencia (como bastones, sillas de ruedas, aparatos eléctricos de asistencia vital, etc), terapia de rehabilitación, daños de propiedad o de reemplazo de bienes, ingresos o salario perdidos actuales y futuros durante la recuperación.

Hay algunas causas que aunque parecen no económicas, suelen tener consecuencias financieras, como calumnias, injurias, agravios, disputas contractuales y de bienes raíces, difamación y pérdida de negocio, que aunque no tienen signos de lesiones físicas, presentan consecuencias económicas.

Los daños no económicos son aquellos que no tienen un costo específico calculable por precios actuales o tangibles, como puede ser dolor, sufrimiento, humillación, desfiguramiento o pérdida de un órgano, estrés emocional, depresión, ansiedad, insomnio, shock o estrés post traumático, intoxicación, entre otros.

En qué casos se puede realizar un reclamo por dolor y sufrimiento?

En general, el dolor y sufrimiento pueden hacer parte de la mayoría de reclamos legales dentro de lesiones personales en California, y estos incluyen Muerte accidental, accidentes de auto y motocicleta, casos de mala praxis médica, productos defectuosos, casos de caídas (Slip and fall) o accidentes en propiedad privada.

Excepciones son casos de compensación al trabajador, donde las leyes de California no permiten incluir daños por dolor y sufrimiento, y casos de mala praxis médica, donde se podría recuperar hasta $250,000 por dolor y sufrimiento, o cualquier otro daño no económico.

Cómo determinar el valor de la compensación en un caso de dolor y sufrimiento?

Puede ser complejo ponerle valor a este tipo de reclamos, ya que las leyes de California no proveen una fórmula para calcular daños por dolor y sufrimiento.

Hay varios factores que se involucran al determinar los valores de las pérdidas en un caso de dolor y sufrimiento, y se deben tener pruebas sólidas para probar los daños que se han sufrido o se está seguro de sufrir de manera inevitable a causa de éstas circunstancias.

Se debe calcular un estimado de acuerdo a las pérdidas económicas y no económicas que se presenten, incluyendo costos por pérdida de bienes o gastos, la severidad de la lesión sufrida y consecuencias o secuelas, además del tiempo de afección o inactividad mientras hay recuperación.

Estos procesos siempre son complejos y es fundamental entender las diferencias y consecuencias, y para estas situaciones, nada mejor que contar con el apoyo de un abogado con experiencia que pueda aclarar las dudas, guiar el curso de acción, y asegurar la mayor cobertura de compensación.

Teniendo esto en cuenta, no olvide que aquí en Auxilio Legal contamos con la mejor experiencia para llevar su caso con los mejores resultados. Aquí le brindamos la mejor asesoría para que conozca sus derechos y recupere los beneficios máximos y justos.

Permítanos ser su aliado y conocer los detalles de su caso.

Consulte con nuestros asesores de manera gratuita al (855) 845-0610 o en nuestra página auxiliolegal.com.