Hay muchas circunstancias en las cuales hay riesgo de sufrir un accidente. Cuando esto ocurre, ya sea que usted o una persona cercana sufra un accidente que le ocasione lesiones, es importante entender la diferencia entre lesiones corporales y lesiones personales.

Entender la diferencia entre estos dos factores, puede ser crítico al momento de buscar una compensación y calcular los daños económicos e intangibles luego del incidente.

Lesiones personales, se refiere a cualquier lesión que ocurra en un accidente, incluyendo heridas físicas, daño emocional o mental, o trauma psicológico. Cuando nos referimos a lesiones corporales, limitamos las lesionas a las que afecten específicamente el cuerpo del lesionado. Además de esto, se puede confundir a la hora de buscar compensación entre un caso de Protección por lesiones personales (Personal Injury Protection o PIP) y cobertura de responsabilidad por lesiones corporales (Bodily Injury Liability Coverage).

Un seguro de protección por lesiones personales (Personal Injury Protection o PIP) incluye la cobertura de pagos por gastos médicos y rehabilitación relacionados con las lesiones, pérdida de ingresos, y gastos funerarios. 

La cobertura de responsabilidad por lesiones corporales (Bodily Injury Liability Coverage) incluye pagos por cualquier lesión física que pueda incurrir en el accidente.

Calculando lesiones corporales y lesiones personales en un reclamo de seguros

Desde el momento en que sucede un accidente de auto, las lesiones corporales que se sufren, empiezan a generar gastos médicos justo en el sitio. Se empiezan a acumular desde que llega la ambulancia y puede continuar generando gastos por meses, si las lesiones son muy severas.

Las lesiones por catástrofes también pueden generar gastos médicos a largo plazo, incluyendo hospitalización, el cuidado de rehabilitación y medicinas, hasta que el lesionado se encuentre totalmente recuperado. Ya que el tiempo que se tiene para gestionar un reclamo de compensación es limitado, los términos del reclamo se basan en la estimación delos costos médicos a largo plazo en los que se incurra, luego de que el caso sea acordado.

Es por esto que la importancia de un abogado es crítica, ya que puede ayudarle a valorar el caso y asegurar que el cuidado médico esté totalmente cubierto por la parte causante.

Cobertura mínima del seguro por lesiones corporales

Para cualquier conductor en California, es requisito que se obtenga un seguro de choques con la cobertura financiera mínima para las lesiones corporales que se puedan sufrir por ambas partes en un accidente. En general, el valor aproximado de la cobertura económica por los daños en el accidente, va desde $20,000 por persona y $40,000 por accidente.

Estas cifras mínimas han sido calculadas para asegurar que el conductor que cause el accidente, sea responsable por los daños económicos y las lesiones físicas causadas a las víctimas.

Iniciando un reclamo por lesiones personales ante el seguro

Cuando se inicia un proceso de reclamo por lesiones personales, mencionar precisamente las lesiones ocasionadas puede ser un proceso bastante complejo. Hacer un recuento de los gastos tangibles como los ingresos perdidos por inactividad, costos de servicios médicos y pérdida de bienes, es relativamente fácil. Sin embargo, los daños intangibles como el dolor y sufrimiento, efectos secundarios, frustración o traumas, pueden ser más difíciles de calcular bajo un valor monetario, pues no presentan señales visibles o una magnitud calculable como lo tendría, por ejemplo, un tratamiento por hueso roto, así que puede resultar complicado un acuerdo. Es por eso que la mejor opción es contar con el apoyo de un abogado con experiencia en lesiones personales.

Por qué necesito un abogado?

Un abogado le ayudará a entender el proceso, evaluar los costos y daños, y asegurar que todas las porciones de daños, tanto tangibles como intangibles, tengan su debida compensación. Esto es fundamental, pues un abogado puede encargarse directamente de todos los pasos del proceso, como revisar los reportes para probar la causa del accidente, interrogar testigos, valorar efectivamente cada porción de su reclamo y negociar con la parte causante y su aseguradora, para obtener la mayor y justa compensación por los daños.

Mientras usted se concentra en recuperarse, el abogado se encargará de todos los aspectos legales y podría minimizar el impacto económico y restar el peso económico, emocional, mental y desgaste de todo el proceso para el lesionado.

Teniendo esto en cuenta, no olvide que aquí en Auxilio Legal contamos con la mejor experiencia para llevar su caso con los mejores resultados. Aquí le brindamos la mejor asesoría para que conozca sus derechos y recupere los beneficios máximos y justos.
Permítanos ser su aliado y conocer los detalles de su caso.

Consulte con nuestros asesores de manera gratuita al (855) 845-0610 o en nuestra página auxiliolegal.com.